Haier compra filial de electrodomésticos de GE por 5.400 millones de dólares

01-30 2016

El gigante chino de los electrodomésticos Haier anunció hoy que ha cerrado un acuerdo para comprar la filial de ese sector del grupo estadounidense General Electric (GE), por 5.400 millones de dólares (4.955 millones de euros).

La operación, anunciada en un comunicado conjunto y en una comunicación de Haier a la Bolsa de Shanghái, donde cotiza, incluye la participación de un 48,4 % que la filial adquirida tiene en la firma mexicana de electrodomésticos Mabe, suministradora de GE desde hace 28 años.

Esta es la segunda compra importante de una firma china en EEUU esta semana, después de que el pasado martes el grupo Wanda anunciase el pasado martes en Pekín la compra de los estudios de cine Legendary Entertainment por 3.500 millones de dólares (3.240 millones de euros).

Haier es uno de los principales fabricantes de electrodomésticos de este país y una de las empresas más importantes de la provincia oriental de Shandong, en cuya ciudad portuaria de Qingdao tiene su sede.

De hecho, el grupo Haier hará la compra a través de su principal empresa, Qingdao Haier, que es la que cotiza en Shanghái, con un 41 % de los títulos en manos de su matriz y mayor accionista. Ambas partes anunciaron también hoy conjuntamente un acuerdo preliminar para colaborar en todo el mundo en campos de beneficio mutuo para aumentar su competitividad, como productos relacionados con internet, sanitarios y equipos de tecnología avanzada.

"Haier está concentrada en crecer en EEUU, aumentar su presencia fabril aquí e invertir más en el negocio", destacó en un comunicado el consejero delegado de GE, Jeff Immelt, que señaló que la compra dará a la firma china "grandes productos, instalaciones punteras y un equipo lleno de talento".

"Además, vemos la oportunidad de trabajar juntos para crear la imagen de la marca GE en China", añadió. Haier, que tenía sus acciones suspendidas en Shanghái pendiente de un posible anuncio de importancia que al final se confirmó tras el cierre del mercado, era una de las dos empresas chinas (junto a la cantonesa Midea) que estaban tratando de hacerse con el negocio de electrodomésticos de GE.

La firma estadounidense también había negociado con la sueca Electrolux, pero esta opción fracasó en diciembre, lo que dejó la vía abierta para ambas empresas chinas, que habían hecho ofertas en principio superiores.

GE lleva varios años y dos intentos fallidos tratando de vender su negocio de electrodomésticos para reestructurar sus operaciones, junto con su filial de crédito a los clientes (una estructura similar a la de la propia Haier, muy activa en las zonas rurales de China por sus programas de financiación de sus productos).

Con esta operación, GE pretende concentrarse en productos de mayor complejidad tecnológica, como motores para aeronáutica, aerogeneradores, turbinas gasísticas o maquinaria petrolera.

Si los tribunales estadounidenses no lo impiden, tras esta venta la única filial de productos de consumo que conservará GE será la de bombillas eléctricas.

Para Haier, un grupo fundado en 1984, que en Shandong es visto como un modelo de desarrollo de una gran empresa privada china, nacida en los primeros años de la reforma y apertura de la China comunista al mundo capitalista, la compra supone una oportunidad de aumentar su presencia en Norteamérica.

 

Copyright ©2019 Haier Inc.All rights reserved